ANRDestacado

En política, hay que saber “bailar”

Óscar “Nenecho” Rodríguez asumió como Intendente de Asunción, el pasado noviembre. Es Ingeniero Comercial y su carrera en los medios le sirvió para escalar, hacerse conocido y hasta «famoso», si se quiere. Participó en el recordado programa «Calle 7-VIP». Y luego lo convocaron en «Baila Conmigo Paraguay», junto a su actual pareja -desde entonces- Lizarella Valiente.

Foto. Gentileza

Oscar Rodríguez, conocido como «Nenecho», hoy, es Intendente de nuestra capital. De mirada penetrante, de habla pausada. Y de risa fácil. Reconoce que su paso por la televisión, por dichos programas populares, le dieron una gran popularidad. Y asegura que nada es casual. «Yo sabía lo que aspiraba y no me resiente lo popular. Al contrario, la gente me conoció», asegura.

De tez blanca, 40 años, fanático de sus entrenamientos físicos y papá de 3 hijos. El Intendente de Asunción -en una charla- a fondo con nuestro medio responde a todos los mitos y a los prejuicios de la gente. Óscar «Nenecho» Rodríguez pone la cara en esta nota.

¿Intendente le pesa cargar con la mochila de Cartes? Dicen que ya le marcó la cancha, con algunos nombramientos.

– Horario Cartes jamás me pidió nada, nunca se interpuso en mi trabajo. Si, hubo nombramientos de cercanos de él, pero yo los elegí por su preparación. Pretendemos un equipo de “Clase A”, entonces las improvisaciones o apuros no están en la agenda.

¿Tuvo muchas traiciones?

– No, lo de costumbre, la política es así y hay que saber bailar. Estaba previsto quien sí y quién no. Es normal.

Óscar Rodríguez y Horacio Cartes

¿Cartes puede ser un estigma fuerte?

– Para las elecciones uno debe estar preparado para las alianzas, el político tiene que saber jugar. El señor Horacio Cartes sabe jugar bien y elije sus batallas. Yo hice lo que tenía que hacer, traté de hallar un consenso que no se pudo, así que el apoyo de Cartes fue fundamental. No lo siento como estigma fueron las fichas del momento y nos las jugamos.

¿Qué metas desea para Asunción?

– Transformarla, trabajar arduamente en todas las aristas de la ciudad. La Municipalidad es muy compleja, no voy a prometer lo que no se puede, voy a trabajar junto al equipo para transparentar, sumando tecnología, facilitando los trámites a los contribuyentes. Iremos ordenándola, tomando el tiempo necesario. Improvisaciones ya no.

¿Qué piensa hacer con la cantidad de funcionarios? 

– Estamos trabajando en un control cruzado, en un retiro voluntario. También estamos planificando nuestra reingeniería en todas las áreas. Aquí no hay una más importante que la otra.

¿Los salarios? dicen que el Municipio está en quiebra.

– Y se dicen tantas cosas. El número de funcionarios viene de todas las gestiones desde Filizzola, por eso, se trata de una reingeniería y que nadie salga perjudicado y menos el funcionariado que trabaja.

¿Termina su mandato y luego qué?

– Y el futuro es el futuro, por ahora, estoy trabajando para cumplir con mis promesas y ser un buen Intendente de Asunción.

Existen muchos mitos alrededor.

El Intendente Óscar Rodríguez junto a su madre.

– (risas) Yo no tengo mitos: tengo seguridad, soy muy bendecido y se lo que quiero, se trabajar en equipo y se trabajar solo. Dios y mi familia son mi fortaleza, el resto lo tomo como es y de quien viene. No me afecta ni lo que digan, ni lo que piensan. Soy leal, no soy hipócrita y confío en la gente. Los asuncenos pueden quedarse tranquilos hasta mi último suspiro, voy a trabajar.

Dicen que es el colorado “emergente”.

– Soy el Intendente de Asunción, si por eso me ven como “emergente”, es el concepto de la gente.

¿Aspira a otro cargo superior?

– El político que no aspira no es político. Esto es una carrera y uno siempre soñara con la cúspide.

¿Presidente de la República?

– Aspiraciones si, futurología no, ahora tengo mi desafío muy encumbrado. Asunción es nuestro trabajo y necesitamos de toda la ciudadanía. El resto dejemos al tiempo.

 

Fuente: Equipo de Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba